lunes, 11 de agosto de 2008

- Boris Izaguirre, presentador –


Llegó a España en los 90 y comenzó en televisión colaborando con otro progre de catálogo; Javier Sardá. Boris exprimió tanto y tan bien su papel de mariquita mitómano e histriónico, que en muy poco tiempo llegó a ser uno de los indispensables en la franja horaria nocturna, poblada de programas soeces que tanto han enriquecido a sus productoras y colaboradores contratados con el único fin de insultarse y, en ocasiones, de agredirse entre ellos. Boris Izaguirre es uno de los omnipresentes iconos gay de la sociedad progresista española, reciclado en azote de la derechona como excusa para justificar su sueldo. Su último programa, Channel 4, fue estrepitósamente derrotado por otros espacios aún más progres y sectarios. Su frase que mejor le define: "Si no sabía qué decir, me bajaba los pantalones"


1 comentario:

Anónimo dijo...

ya nos basta con los maricones españoles para que tambien vengan de sudamerica , que arregle su pais que bastante falta les hace.